LLEGA EL INVIERNO Y NUEVAMENTE SURGEN LAS DUDAS DE VACUNARSE O NO VACUNARSE CONTRA LA GRIPE

La experiencia personal es lo que más marca la conducta de un paciente cuando llega el invierno y comienza la campaña de vacunación contra la gripe. Esto no debería ser así porque, como muchos saben, una vez que contraen la enfermedad, ese mismo año, los pacientes en general deciden que no quieren volver a vivir esa experiencia y que el año próximo los encontrara vacunados. 

Aproximadamente un 26 % de las personas padecerán la enfermedad por año.


Es nuestro interés que conozca la información brindada por las autoridades en el tema así como decidimos para otras enfermedades confiar en el médico tratante y en las advertencias de los ministerios de salud. Es frecuente que el paciente concurra a la consulta y diga estoy con gripe o este cuadro empezó como una gripe y luego….pero en realidad ese cuadro fue muy probablemente un resfrió causado por un virus respiratorio, por ejemplo el adenovirus, pero la gripe la causa otro virus llamado influenza.

El cuadro es siempre más severo y el malestar general, que es una sensación indescriptible de falta de fuerzas intensa y dolores generalizados son lo que acompaña al dolor de cabeza y los síntomas sobretodo respiratorio de la gripe.


Lamentablemente los virus son seres muy versátiles por no decir inteligentes y año a año cambian su apariencia y hacen que el cuerpo vacunado apenas 10 o 12 meses atrás contra su pariente cercano no lo reconozca y corra riesgo de enfermar si no recibe la vacuna nuevamente.
Ahora ¿cuáles son los riesgos? A veces decimos gripe sin saber cuándo una persona tiene un cuadro viral o bacteriano que lo mantiene uno o dos días fuera de actividad. Pero el virus de la gripe es diferente en su agresividad. En algunos años ha causado que muchas personas enfermaran gravemente u aun murieran. Mas esta decir que quienes tienen mayor fragilidad por tener mucha edad o sufrir enfermedades como la diabetes o pulmonares crónicas aumentan sus riesgos de tener una gripe que los pueda afectar seriamente.



Y entonces ¿Cuáles son los riesgos? ¿Por qué el temor de vacunarse?, ¿Es real ese temor? 


Sabemos que las vacunas que recibimos para la población son a virus atenuados o trozos de virus.

Los virus vivos son los únicos que pueden transmitir la enfermedad. Por lo tanto algunas personas tienen reacciones que parecen un resfrío pero no es la enfermedad misma y son reacciones excesivas del cuerpo a la vacuna.



¿Para qué vacunarse? 


En realidad si un grupo muy grande de la población se vacuna ese año la gripe no lograra penetrar en esa comunidad. Entonces, no solo nuestro lector es el que no se
enfermara sino que no contagiara y así sucesivamente. Y si bien uno no querría estar unos cinco días sintiéndose muy mal tampoco querría contagiar a un bebe o a personas que lo rodean con inmunidad o defensas disminuidas – por diferentes razones – y en quienes la enfermedad puede ser mortal.



¿Cuándo debería vacunarse? 


Lo antes posible, cuando llegue la vacuna porque se tarda entre dos semanas y un mes en que nuestro ejército inmunitario esté listo para la batalla. No sabemos
cuándo viajaran los virus de la gripe a nuestro país en algunos años es en julio o agosto pero si es antes, en mayo o junio, hay que encontrarse vacunado a tiempo. Un punto a resaltar es que al vacunarse uno no solo se protege a si mismo sino a los que lo rodean al no traer la enfermedad.



Realmente, ¿es necesario vacunarse cada año? 


Sí, porque ya hemos visto que las cepas varían incluso en su viaje del invierno europeo o asiático a nuestra región.
Es verdad que hay vacunas con más cepas, que es eso? La vacuna viene preparada para los virus que más probablemente van a llegar a nuestro país. La vacuna que compra el MSP tiene protección contra 3 tipos de virus y hay otra francesa que incluye cuatro tipos, en el caso del año anterior por ejemplo, cubría contra virus que también estaban atacando en USA y para los viajeros era mucho mejor recibir esa. En definitiva las dos son buenas si con una vacuna tengo un 70 a 90 % las de 4 cepas son las de mayor posibilidad de defensa dan.



¿Quién no debería vacunarse? 


Hay personas que tiene alergia al huevo, y como la vacuna se elabora utilizando huevo, ellos no deberían recibirla. Son muy muy raros los casos de alergia al huevo, en que la persona que recibió un huevo o un producto conteniendo huevo debió recurrir a una emergencia por brotarse y tener falta de aire. Luego hay personas con reacciones como fiebre intensa o gran malestar en otras vacunaciones previas o con enfermedades del sistema inmune y los bebes de menos de 6 meses que no han desarrollado su sistema inmune totalmente. Otro grupo especial y también raro es el de los que han tenido un síndrome de Guilllen-Barre que es un cuadro
neurológico grave con parálisis progresiva que requiere internación urgente. La posibilidad de sufrir un Guillen Barre por recibir la vacuna es de uno en cientos de miles a un millón. Debemos como en otras áreas de la vida hacer un balance entre los riesgos realmente muy bajos y los beneficios.


Para el 1 de abril estará la vacuna tetravalente, con 4 cepas francesa a disposición y en fines de abril
o principios de mayo la trivalente adquirida por el MSP para la vacación de la población en La
campaña.

Feed